Preguntas frecuentes

01 ¿Por qué leche de burra?

La composición de la leche de burra, por alguna razón siendo este un herbívoro, su leche tiene una composición muy similar a la leche humana, en cuanto a cantidad y tipo de proteínas, siendo rica en lactoalbúmina y conteniendo un bajo porcentaje de caseína. La cantidad de proteína que contiene es baja, siendo este porcentaje increíblemente similar a la leche humana. Esto la convierte en una alternativa nutricional excelente para el ser humano.

La leche de burra como alternativa nutricional para el ser humano supera largamente a las otras leches, en cuanto a:

Cantidad y calidad proteica, bajo contenido de grasa, el cual es similar o por debajo del contenido en la leche materna. Su alto contenido de ácidos grasos omega 3 y ácidos grasos poliinsaturados le agregan un ato valor nutricional.

02 ¿En qué casos conviene usar Asinolat?

Asinolat es una excelente alternativa nutricional para:

  • Lactante con alergia a la proteína de la leche de vaca
  • Alimentación en el lactante sano sin lactancia materna
  • Alimento con capacidad de prevención de hipercolesterolemia
  • Prevención de arterioesclerosis

03 ¿Reemplaza Asinolat la leche materna?

Siempre recomendamos la lactancia materna como primera opción entre un bebé y su madre, sin embargo, en casos de alergias complejas por parte del lactante, junto con la consulta y apoyo del pediatra a cargo, recomendamos Asinolat como alternativa complementaria o exclusiva de alimento para el niño y apoyo para la madre, en caso de ser necesario.

04¿Qué es la alergia alimentaria?

Es una reacción adversa a un alimento, la cual se desencadena por un mecanismo inmunológico, que puede ser mediada por anticuerpos de tipo IgE, y que son los que producen una reacción inmediata, o bien no mediada por IgE (celular) con una respuesta lenta que se manifiesta días después de la ingesta, o bien un mecanismo mixto, que comprende ambos tipos de reacciones.Esto la diferencia de otras reacciones adversas, no inmunológicas, que pueden presentarse con síntomas similares. El diferenciar una de otra puede ser difícil, teniendo presente que el 25% de la población presenta algún tipo de reacción adversa no inmunológica a algún alimento a lo largo de su vida.

05 ¿Por qué se produce la alergia alimentaria?

Para poder comprender adecuadamente la etiopatogenia de la alergia alimentaria, en importante entender que la mucosa intestinal tiene dos funciones que son contrapuestas entre si: por una parte, determina qué moléculas pueden ingresar al organismo porque son necesarias (nutrientes) y, por otra, nos protege rechazando aquellas sustancias que son dañinas (agentes infecciosos y tóxicos).En este “proceso de decisión”, participan el sistema inmune, órganos involucrados en la digestión y la mucosa intestinal como barrera selectiva. Su correcto funcionamiento determina una respuesta de supresión inmunológica o tolerancia frente a los alimentos de nuestra dieta. Por otro lado, frente a moléculas desconocidas o peligrosas, el organismo reacciona mediante el desarrollo de una reacción de tipo inmune, que es la base de la alergia alimentaria.

Debido a la gran cantidad de proteínas “extrañas” que están en contacto diario con la mucosa intestinal, es esperable que se cometan algunos “errores”, es decir, una reacción inmunológica en contra de un nutriente. Dado lo eficiente de este sistema finalmente solo un reducido número de alimentos causa la mayoría de las alergias alimentarias.

En el lactante las principales sustancias que provocan alergia alimentaria son:

  • La proteína de leche de vaca y/o soya, ya sea a través de los lácteos, alimentos elaborados que contienen leche, o bien fórmulas o alimentos que contienen soya.
  • La leche materna, cuando fragmentos de la proteína de estos alimentos (de la leche de vaca) son absorbidos por la madre y son traspasados a su leche.
  • Las fórmulas lácteas.
  • Con menor frecuencia, también puede desencadenarse cuando la mamá toma huevo, pescado, frutos secos, trigo u otros alimentos.